fbpx
Sobre mí - Emprender tu propio negocio
15284
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15284,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-page elementor-page-15284

CARLES GARCÍA

DE DÓNDE VENGO

Hola! Soy Carles y te doy la bienvenida a mi blog 🙂

Antes de contarte qué hago, me gustaría compartir contigo mis orígenes.

Provengo de una familia de origen humilde y trabajadora. 

Si bien mis padres no pudieron acceder en su época a estudios superiores, siempre me apoyaron para que yo los tuviese porque en aquella época (ojo! que hablamos de hace sólo 30 años #generacióndel77 🙂 disponer de éste tipo de formación era garantía de una buena posición laboral.

A pesar de que ellos no tuvieron estudios superiores, con su trabajo, valores y esfuerzo se ganaron la confianza y reconocimiento en sus empresas y trabajaron de sol a sol para poder darnos en casa todo aquello que necesitábamos.

A pesar de esto, ninguno de los dos acabó su vida profesional en la empresa de “toda la vida”, mi madre vio como la empresa multinacional donde trabajaba desde hacia más de 20 años cerraba sus puertas y se quedó sin empleo con 58 años; mi padre, con 57 perdió su puesto de trabajo en la empresa en la que llevaba más de 15 y se las ingenió para “sobrevivir” hasta alcanzar su jubilación a los 60, justo un año después de jubilarse fallecía por enfermedad.

Esto me hizo reflexionar en profundidad, y tomar consciencia de varias cosas, primero que aquello del trabajo para toda la vida había dejado de existir, aunque yo quizás no me hubiese fijado hasta entonces, segundo, que se había producido un cambio de paradigma, y es que, las garantías que nos proporcionaban las titulaciones superiores habían desaparecido y que actualmente en esta nueva era de la información prevalecía lo qué sabias hacer sobre lo que ponía el título que tenías, y por último, y con la muerte de mi padre, decidí que la vida es muy corta como par desaprovecharla haciendo cosas que no te gustan.

Tras un período de reflexión, y después de más de 17 años como empleado en varias empresas decidí emprender mis propios proyectos aunque no lo había hecho nunca.

¿Por qué? Básicamente porque porque sentía que mi puesto tenia fecha de caducidad y por cómodo que estuviese no dependía de mi, también porque después de mucho tiempo aprendiendo y divirtiéndome con mi trabajo me vi en una situación cómoda con ausencia de crecimiento profesional, y me acabé preguntando si aquello iba a ser todo para el resto de mi vida profesional.

Finalmente, porque tomé consciencia de que el mundo está experimentando grandes cambios a una velocidad muy rápida y esto genera grandes oportunidades. Ahora le llaman transformación digital, mañana cuarta revolución. Esto lo está cambiando todo. También las relaciones laborales y profesionales como hoy las conocemos.

Hubo un momento que asumí que un empleo como asalariado en una empresa no me permitía adaptarme con las mejores opciones a en esta nueva era de la información pero, sobre todo, tomé consciencia de que un empleo como asalariado es un vehículo para intercambiar tiempo por dinero.

Más o menos tiempo, por más o menos dinero pero, básicamente ese es el acuerdo.

Este es un acuerdo que no depende exclusivamente de uno mismo, es decir, actualmente ha desaparecido la seguridad en el puesto de trabajo que en alguna época había existido debido al cambio que estamos viviendo.

También empecé a cuestionar el hecho de que por qué no podía realmente dedicarme a algo que me apasionara. Construir algo en lo que creyese profundamente y que me permitiese seguir aprendiendo y alimentar mi inagotable curiosidad. Quería poder construir mis propios proyectos basado en mis valores e ilusiones y que evidentemente, me permitiesen vivir en plenitud e independencia económica.

 

Soy Ingeniero Técnico en Telecomunicaciones, Master GESCO por ESIC y Master Internet Business por ISDI, lo que me ha permitido durante más de 17 años poder ayudar a empresas y negocios a beneficiarse de las tecnologías.
Mi propósito es el de ayudar a cualquier persona o negocio que se lo proponga pueda tener un negocio digital.
Ayudando a negocios tradicionales con un método que les permite conseguir más clientes, dar eficiencia a las tareas y procesos de su negocio, o bien, crear nuevas lineas de negocio con ayuda de las tecnologías digitales.
Contribuyendo a que cualquier persona que quiera ganar un dinero extra, actualizar competencias profesionales, o que quiera tener una alternativa a su situación actual, pueda hacerlo activando y desarrollando un negocio digital.

HACIA DONDE VOY

Por todo esto, decidí que me dedicaría a emprender proyectos propios que dependiesen de mi actividad, basados en mis pasiones, experiencias y capacidades más consolidadas.

Proyectos que pudiesen construir una marca o actividad ayudando a otros, relacionados con la innovación y las tecnologías digitales, y que mediante el esfuerzo, la perseverancia y la profesionalización se convirtiesen en activos de negocio con ingresos recurrentes.

Menudo reto, ¿verdad?

Emprender no es una tarea fácil, y nadie dijo que lo fuese. La gente habla de ideas, de tecnología e incluso de financiación, pero lo que a veces obviamos es el espacio entre la “gran idea” y la culminación del proyecto.

Esto normalmente queda enmascarado por la ilusión. Otras veces, observas como el miedo impide a la gente iniciar sus propios proyectos mediante las excusas del tiempo, la situación familiar o el dinero.

Soy un defensor de la formación como camino hacia tu crecimiento personal-profesional, y he apostado fuertemente por ello desde siempre. Especialmente en éstos últimos años. Mi formación universitaria y de negocio ha sido reforzada con formación especializada en el ámbito digital junto a destacados profesionales con amplia experiencia en ésta industria.

Mi experiencia de más de 17 años ayudando a empresas y negocios con las tecnologías me ha permitido aprender que lo importante es primero conocer cual es el objetivo del negocio para luego buscar la tecnología más adecuada que lo permita. Todo ello me facilita ayudar a personas emprendedoras a utilizar Internet para crear su propio negocio.

Éste recorrido me ha permitido definir un propósito muy claro que es el de ayudar a cualquier persona o negocio que se lo proponga pueda tener un negocio digital. 

Y esto lo hago en dos vías principalmente:

-> Ayudando a negocios tradicionales con un método que les permite conseguir más clientes, dar eficiencia a las tareas y procesos de su negocio, o bien, crear nuevas lineas de negocio con ayuda de las tecnologías digitales.

 

-> Contribuyendo a que cualquier persona que quiera ganar un dinero extra, actualizar competencias (digitales, negocio, liderazgo, etc.) o que quiera tener una alternativa a su situación actual, pueda hacerlo activando y desarrollando un negocio digital con un método simple, y aprovechando las claras tendencias actuales de la globalización, la tecnología y el emprendimiento.

Si estás en alguna de éstas situaciones, o bien, crees que puedo ayudarte en alguna situación relacionada con tu negocio  no dudes en contactarme por aquí mismo.

En cualquier caso, gracias por estar y leerme!

PS: También puedes seguirme en mis redes sociales…..

MI PARTE MÁS PERSONAL

Como te imaginarás me apasiona la tecnología desde siempre y todo aquello que tenga que ver con la ciencia y la innovación, pero ojo! de una forma muy pragmática y poco “friqui” .

Me encanta hacer ejercicio al aire libre para mantenerme en forma, y recargar energía, por esto salgo a correr por la montaña siempre que puedo, doy paseos o hago alguna ruta de senderismo. Incorporé el ioga a mis hábitos lo que me ayuda a ganar en flexibilidad y concentración. Ohmmm!

Otra de mis pasiones es estar y disfrutar de mi hijo, fuente constante de aprendizaje, felicidad y motivación. Sí, y de retos continuos! 🙂

La lectura es otras de las cosas en las que invierto mi tiempo, y es por esto que me verás recomendando alguna lectura que piense sea interesante y te pueda ayudar.

En los últimos años he tomado conciencia de la importancia de la alimentación en nuestras vidas, y he aprendido que somos un 80% de lo que comemos, esto hace que tenga muy claro todo aquello que me proporciona la vitalidad y energía que quiero en mi vida. Y sí, aplico aquello de hacerlo bien el 80% del tiempo y darme mis caprichos en el 20% restante 😛