fbpx
CÓMO BENEFICIARTE DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL COMO PROFESIONAL - Emprender tu propio negocio
17883
post-template-default,single,single-post,postid-17883,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-page elementor-page-17883

CÓMO BENEFICIARTE DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL COMO PROFESIONAL

CÓMO BENEFICIARTE DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL COMO PROFESIONAL

¿Sientes que tu puesto de trabajo puede estar amenazado por el cambio que estamos viviendo?

¿Te interesa saber de qué modo puedes beneficiarte de éste cambio para mejorar tu situación profesional?

Que el mundo está cambiando mucho a una velocidad de vértigo no es noticia, en ocasiones, este cambio viene enmascarado por creencias que pueden explicar una situación en concreto pero quizás no permite observar y tomar consciencia sobre las tendencias reales que están provocando estos cambios.

 

Este gran cambio afecta a todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana, también claro al de nuestra vida profesional.

 

Hace no tantos años nos formábamos para acceder a un buen puesto de trabajo, con la esperanza de que más o menos éste puesto de trabajo fuese para toda la vida. Sabemos que actualmente esto se terminó y que el trabajo para toda la vida desapareció.

 

 

¿Cuales son las causas para que en tan poco tiempo se haya producido un cambio tan grande en el ámbito laboral?

 

Pues bien, como en el resto de ámbitos las principales tendencias que lo han provocado son la tecnología, la globalización y lo que podemos llamar la era del emprendedor.

  • Tecnología. La velocidad de cambio de la tecnología ha pasado de lineal a ser exponencial y actualmente desarrollamos las tecnologías del mañana con la potencia de la actual, y esto hace, por ejemplo, que cualquiera de los smartphones que llevamos en el bolsillo sea 1000 veces más potente que la misión que llevó el hombre a la Luna. Está al alcance de todo el mundo poder hacer mucho más con mucho menos. Esto hace que por ejemplo, que la automatización de tareas que actualmente hacen personas en distintos ámbitos se hayan sustituido por aplicaciones o software, por ejemplo, en el ámbito del marketing y las ventas, podemos diseñar, crear y seguir campañas de publicidad para una empresa o negocio de forma automática a un precio asequible.


  • Globalización. El mundo se ha convertido en una gran red interconectada, y gracias a la tecnología, tenemos la capacidad de interactuar con cualquier punto del mundo, desde cualquier sitio y de forma instantánea. La transacción de valor también es inmediata por lo que los servicios de cualquier profesional pueden ayudar a la empresa en la que trabaja, o al cliente al que atiendo, pero también a una empresa o cliente similar en la otra punta del mundo. Del mismo modo, la capacidad de comerciar nuestros productos con cualquier parte del mundo está al alcance de cualquier empresa o negocio.


  • Era del emprendedor. Tanto las empresas como profesionales vemos el trabajo no tanto como un destino sino como parte del viaje, y estamos abiertos a trabajar por proyectos. Las empresas lo hacen para obtener un valor con mayor competitividad, y los empleados por la flexibilidad y libertad que supone aumentando el valor del tiempo. Se paga por el valor que aportamos, y esto gracias a la tecnología y la globalización permite hacerlo de una forma muy efectiva y está al alcance de todo el que se lo proponga. La opción de emprender tu propio negocio es cada vez más una cuestión de propósito, competencias y valor aportado, más que de gran idea, financiación y dedicación completa.
 
 

Clica aquí si quieres ver  el vídeo gratuito donde te explico en detalle estas tres tendencias y una forma de poder aprovecharlas para tu futuro profesional.

 

 

Lo más interesante es que este cambio no va a dejar de crecer, porque no, no es una moda pasajera. Estamos ante un cambio de paradigma y ante él, y como en cualquier cambio, podemos resistirnos o aceptarlo, y adaptarnos y aprovechar las oportunidades que aparecen.

 

 

Como profesional, y partiendo de la base de que este cambio no va a dejar de crecer, debemos definir nuestro objetivo como profesional, establecer un plan para alcanzarlo y actualizar constantemente nuestras competencias necesarias para abordarlo.

 

 

Pongamos un ejemplo, en mi condición de empleado soy consciente de éste cambio y quiero beneficiarme de él, ¿por donde empiezo?

 

 

Puedo empezar haciéndolo por analizar si lo que hago actualmente me gusta realmente, si es así, analizar cómo las tendencias que hemos visto pueden o afectan a mi trabajo u oficio.

 

Por ejemplo, ¿hay algún riesgo de que la tecnología sustituya totalmente o parcialmente mi empleo actual? ¿puedo formarme en alguna de éstas nuevas tecnologías? ¿de algún modo puede resultarme más interesante trabajar por proyectos para distintas empresas?

 

A tener en cuenta que la sustitución de aquellos trabajadores dedicados a labores más rutinarias y repetitivas, dará más valor a los profesionales resolutivos, creativos y con mayores capacidades de liderazgo.

 

Por otro lado, puedes encontrarte en una situación laboral que por falta de proyección, flexibilidad, o incluso porque no te ves haciendo lo mismo los próximos años hace que te replantees un cambio.

 

En cualquiera de las dos opciones, el cambio inicia en la voluntad clara de llevarlo a cabo, en desaprender cosas y aprender nuevas, y actualmente existe la posibilidad de poder iniciar una nueva carrera profesional, si la necesidad de hacer un cambio radical.

 

Pongamos ejemplo claros y concretos de cómo podemos beneficiarnos de las oportunidades que aparecen en éste nuevo paradigma laboral, incluso, sin tomar riesgos financieros y de una forma progresiva:

 

  • Soluciona un problema (infoproducto). Sabes hacer alguna cosa bien o muy bien, tienes conocimiento en solucionar un problema de forma natural o aprendida. Desde éste punto de partida puedes emprender tu propio negocio aportando éste valor, inicialmente partimos de la idea de explicar cómo se hace algo basado en ésta experiencia. Gracias a las tendencias que decíamos, tu mercado es el mundo con el que te puedas comunicar, tus canales, los digitales (y por qué no, también presenciales) y tus ingresos recurrentes y continuos. Simplemente debes crear un producto basado en ésta información que sabes, le llaman infoproducto, y desde aquí activar tu negocio digital.

          Existen plataformas que te lo ponen fácil, dale un vistazo a una de ellas aquí.

 

  • Conecta oferta y demanda (afiliación). Has utilizado un producto o servicio, te ha resultado útil y lo recomiendas, por hacerlo, te llevas una comisión, le llaman red de afiliación. Puedes hacerlo en distintos grados de intensidad y volumen.Imagina que te gusta leer sobre cocina, y recomiendan aquellos libros y cursos online de cocina que te han encantado, tanto en un caso como en otro puedes afiliarte a un sistema de comisiones. El que compra el libro o curso de cocina se beneficia de un buen producto o servicio, tu obtienes una comisión por conectar y el que vende el libro o curso gana un cliente satisfecho.

 

  • Crea una red global de consumo. Hay empresas a nivel mundial con productos de mucho valor que te permite distribuirlos, e incluso, crear una red con otros distribuidores, no debes invertir, no debes dedicarte a tiempo completo y no debes preocuparte de la parte operativa porque la asumen éstas empresas. Podemos decir que es una evolución del marketing directo pero con la potencia de las tendencias que hemos visto, le llaman network marketing y aquí puedes encontrar más información sobre el modelo de negocio.

 

En cualquiera de estos tres ejemplos, seas empleado o propietario de negocio, puedes complementar tus ingresos, para ganar un dinero extra o bien para abordar un cambio más profundo y emprender tu propio negocio, pero además, adquirir y mejorar tus competencias en distintos ámbitos, por ejemplo, en el ámbito del liderazgo que necesitas para influir, organizar y contribuir al crecimiento de tus clientes y colaboradores con el valor que entregas.

 

Al mismo tiempo, incorporas o mejoras competencias en el ámbito digital, del marketing y las ventas orientados al desarrollo de tu negocio y marca personal.

 

Y por encima de la mejora de tus competencias profesionales estarás entrenando, quizás la competencia más importante a futuro, que es tu capacidad para adaptarte al cambio, y esto, hará que aumenten tus probabilidades de vivir haciendo lo que te gusta en el mundo altamente cambiante en el que ya estamos.

 

 

¿TE HAS PLANTEADO ALGUNA VEZ SI HAY ALGUNA ALTERNATIVA AL MODELO LABORAL EXISTENTE? ¿HAS PENSADO ALGUNA VEZ EN LA IDEA DE EMPRENDER TU PROPIO NEGOCIO? ¿QUÉ TE LO HA IMPEDIDO?

¿YA TIENES UN NEGOCIO Y TE GUSTARÍA PODER APROVECHAR LAS TECNOLOGÍAS DIGITALES PARA POTENCIARLO?

 

SI REALMENTE QUIERES UN CAMBIO EN TU CARRERA PROFESIONAL, TE PLANTEAS ALTERNATIVAS Y QUIERES PROYECTOS ACOMPAÑADOS DE CRECIMIENTO PERSONAL, O BIEN, QUIERES SABER CÓMO APROVECHAR LA TECNOLOGÍAS DIGITALES PARA HACER CRECER TU NEGOCIO CONTACTAME.

¿A QUÉ ESPERAS, HABLEMOS? 😉

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.